La Alegría del Evangelio

Parroquia San Maximiliano María Kolbe

FEBRERO 2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 11 de febrero

Bienaventurada Virgen María de Lourdes 

 

> 9:00 h.  Exposición del Santísimo

10:00 h. Misa 

 

 

 17 de febrero

Miércoles de Ceniza

 

> 9:30 h. Rosario de san José

10:00 h. Misa con imposición de las cenizas

> 20:00 h. Misa  con imposición de las cenizas

 

 

 

Avisos

TODOS LOS 14 DE MES SE VENERA LA RELIQUIA DE SAN MAXIMILIANO MARÍA KOLBE

EN MISA

 

 

MISAS DE LUNES A SABADO A LAS 10:00 H.

DOMINGO 11:00, 12:30 Y 20:00 H.

 

ROSARIO DE SAN JOSÉ   TODOS LOS MIÉRCOLES DEL AÑO A LAS 9;30 DE LA MAÑANA

 

VIACRUCIS   TODOS LOS VIERNES DE CUARESMA A LAS 9:00 DE LA MAÑANA 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

ORACIÓN DEL PAPA FRANCISCO POR EL CORONAVIRUS

 

 Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino

como signo de salvación y de esperanza.

Confiamos en ti, Salud de los enfermos, que junto a la cruz te asociaste al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe.

Tú, salvación del pueblo romano, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que proveerás para que, como en Caná de Galilea, pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y hacer lo que nos diga Jesús, que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y se ha cargado con nuestros dolores para llevarnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección. Amén.

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las oraciones que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita! ¡Amén!

PAPA FRANCISCO

 

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 REFLEXIÓN

 

"No hay mejor preparación a la santa comunión que ofrecerla a la Inmaculada (haciendo de nuestra parte, obviamente todo lo que podamos). Ella preparará nuestro corazón de la mejor manera y podremos estar seguros de procurar así a Jesús la mayor alegría, de manifestarle el amor más grande." (EK 643)